LA HERENCIA DE LA IRA

image_gallery2

  • Título: La Herencia de la Ira.
  • Edición original: Men of Wrath #1-5 USA (Icon/Marvel Comics, 2014-15 / Image Comics-reedición-, 2018).
  • Edición nacional más recientePanini Comics (volumen único, cartoné, 2016).
  • Argumento y guiónJason Aaron.
  • Dibujo y entintado: Ron Garney.
  • Color: Matt Milla.
  • Género: Neo-noir, thriller, acción.

#Reseñoviembre es una iniciativa que imita al reto de los artistas del #Inktober, pero desde el reseñismo y la divulgación, ofreciendo 30 reseñas en los 30 días del mes de noviembre, a menudo partiendo de unas palabras-estímulo comunes a todos los participantes.

Día 9. Palabra: Herencia. Estímulo: es lo que plantea este cómic, ¿acaso es la maldad hereditaria?.

La pasión del guionista Jason Aaron por los superhéroes le ha llevado a trabajar en Marvel, y lo sigue haciendo en la actualidad. Sin embargo, el escritor de Alabama, obtuvo la atención de la crítica y el público con la magistral obra neo-noir Scalped, junto al artista serbio R. M. Guéra, publicada en el sello Vertigo de DC.

Y es que a pesar de esa devoción y respeto con los personajes que ha leído desde niño, y que se desprende de las etapas que ha completado en títulos como Lobezno y la Patrulla-X o Thor, también tiene un interés especial hacia el género negro. Una inquietud que ha sabido aplacar en ocasiones mediante sus proyectos personales. 

«Pero no. Algo empezó entonces con Isom. Algo que ha ido pasando en nuestra familia de padre a hijo desde entonces.

Algo que se ha vuelto un poco más mezquino y sangriento con cada generación.»

Como los héroes enmascarados cuyas aventuras escribe mensualmente, parece tener un don. Una especial facilidad para retratar de forma vívida e impactante la violencia y las causas que la motivan. Buena muestra de ello lo podemos comprobar en títulos como la mencionada Scalped, Paletos Cabrones o esta La Herencia de la Ira.

Las dos últimas tienen en común el hecho de estar ambientadas en el Sur de los Estados Unidos. Una aspecto que, siendo él mismo un nativo sureño, también ha abordado de manera recurrente en su carrera. Así como la aparente conexión inherente que parece establecerse entre la violencia y dicha región.

Pero la crudeza con la que aquí narra esta historia es aún mayor de lo habitual. Para su concepción se inspiró parcialmente en hechos autobiográficos, según explica el propio autor en la introducción. Todo empezó con una discusión por una oveja, en la que Isom Rath terminó cometiendo un asesinato en un arrebato de ira y ante la presencia de su hijo.

¿Presenciar un acto tan horrible marcó de algún modo el ADN de los Rath? Sin base científica, se podría responder afirmativamente, pues desde entonces la ira y el derramamiento de sangre parece haber acompañado a cada generación del clan de granjeros, aumentando exponencialmente hasta llegar a nuestros días con Ira Rath. Un frío y cruel personaje que se gana la vida como sicario. Sin embargo, el último encargo no le resultará ni tan fácil ni tan simple de realizar.

Una serie limitada de cinco episodios que vio la luz en el desaparecido sello Icon de la Casa de las Ideas y que, posteriormente, su recopilación sería reeditada en tapa dura por Image Comics. Panini Comics se encargó de su publicación en castellano en un tomo único en cartoné y con tamaño de página ligeramente superior, al estilo de los Hardcover Deluxe americanos.

Para ella, Aaron contó con el espectacular arte de Ron Garney, experimentado dibujante con una larga trayectoria en Marvel y DC. En mi opinión, junto a Adam Kubert, uno de los artistas que mejor ha dibujado a Lobezno en los últimos años. Sorprende que para el artista de Connecticut fuera su primer trabajo de creación propia.

Apoyado en el más que correcto color de Matt Milla, el apartado gráfico está a la altura del relato. Un aliciente más para una lectura que resulta trepidante y obligatoria para los seguidores de Aaron o del noir en general. Hace tiempo hablando sobre ella con un gran amigo y apasionado a los tebeos, surgió la idea sobre la posibilidad de un «Aaronverso» que cobijase esta obra, así como los Paletos Cabrones y Scalped.

El concepto de semejante mundo en que tanto hijoputismo y mala hostia pudiera co-existir resulta aterrador, pero al mismo tiempo sería irresistiblemente tentador. Como echar una mirada entre los huecos de los dedos, mientras tratas de cubrirte los ojos con las manos, medio fascinado, medio horrorizado y enteramente cubierto de sangre…

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s