THE MAGIC ORDER

  • smill003_0TítuloThe Magic Order Libro 1.
  • Edición original: The Magic Order #1-6 USA (Netflix/Millarworld Image Comics, 2018-19).
  • Edición nacional más recientePanini Comics (primer volumen, cartoné, 2019).
  • Argumento y guiónMark Millar.
  • Dibujo y entintadoOlivier Coipel.
  • ColorDave Stewart.
  • Género: Magia, fantasía, misterio, drama.

“Supongo que he sido una escapista desde que escapé de mi propio aborto.”

Uno de los argumentos más utilizados por los detractores de Mark Millar, es que sus creaciones en su propio sello, Millarworld, parecen hechas directamente pensando en su adaptación cinematográfica. Lo que se traduce en un argumento interesante pero poco desarrollado. Muy a mi pesar tengo que reconocer que incluso a mí se me hace difícil rebatirlo en algunas de estas obras.

Cuando hace un par de años la plataforma televisiva Netflix adquirió la línea creada por el escocés, temía que sus haters tendrían una nueva razón para justificar su ira. Bueno, seguramente, habrá quién siga opinando lo mismo sin haberse leído siquiera un sólo tebeo suyo, pero eso ya es otra historia. La cuestión es que Panini Comics por fin ha publicado en castellano la primera de sus creaciones para el canal.

Se trata de The Magic Order, serie limitada de seis números recopilados en un primer  y, de momento pese a ese “Libro Uno” de la portada, único tomo. Es más que probable que se publiquen más historias, tratándose de la adaptación de una futura serie televisiva. Pero ello no influye en su lectura, pues se podría decir que es un relato cerrado al que, eso sí, fácilmente se le puede añadir algún capítulo más.

¿Y qué es lo que nos cuentan esta vez? Pues el título es bastante explícito, la existencia de una orden secreta de poderosos magos y hechiceras que defienden a la humanidad de monstruos, fantasmas y demás amenazas sobrenaturales. Hasta la actualidad, momento en el que empiezan a asesinar brutalmente a sus miembros. Al hablar de magia es inevitable pensar en la saga literaria de Harry Potter y su célebre adaptación cinematográfica. Aunque por su estética también me haya recordado a otros films, como Ahora me Ves… o El Truco Final (El Prestigio). Esto, salpicado con unas gotas de misterio para descubrir al asesino al más puro estilo de una novela protagonizada por Poirot o Sherlock Holmes, es el principal ingrediente de la historia. Aunque de drama familiar no va escaso tampoco, comparable al de otra célebre orden, la Jedi de Star Wars

Pese a mis reticencias iniciales, he disfrutado de este cómic. En él, recuperamos al Millar “bueno”. En este punto me gustaría matizar nuevamente que cuando me compro uno de sus tebeos no lo hago esperando el nuevo Watchmen. Lo que pretendo del guionista de Coatbridge, es una historia entretenida, que enganche, llena de acción, adrenalina desatada y una buena dosis de tacos, sangre, mala uva y gamberrismo teñido en un poco de fino humor británico. Espectáculo, vamos. Lo mismo que me podría esperar de una película de Guy Ritchie, por poner un ejemplo audiovisual.

Por lo que en este apartado ha superado incluso mis expectativas. Ha logrado incluso hacerme caer en el viejo truco de amagar una sorpresa con otra mayor. Pues la revelación de la identidad del o la homicida enmascarado/a, que con una pizca de suspicacia resulta bastante predecible, es superada por la resolución de la aventura que, como si se tratase de la parte final de una actuación de Dynamo, Juan Tamariz o el Mago Pop, me dibujó una sonrisa de satisfacción.

Lo que es innegable es el buen gusto que tiene el guionista a la hora de elegir a sus cómplices gráficos para sus creaciones. En este caso, Olivier Coipel. El artista francés lleva años deleitándonos con su arte trabajando en las dos grandes editoriales para el mercado estadounidense. Pero este volumen es su primer encargo en una indie y, francamente, se ha desatado. Encargándose del dibujo al completo junto al elegante color del multi-premiado Dave Stewart, un experto en este género de historias sobrenaturales, nos regala unas páginas espectaculares.

En definitiva, a los que no profesen especial estima por las últimas obras de Millar, les aconsejo ahorrarse esta lectura, a no ser que estén aburridos y quieran buscarle tres pies al gato. Al resto de mortales os recomiendo esta historia que cumple con lo que promete: un buen rato de entretenimiento y diversión. ¡Showtime! Podéis ir preparando las palomitas en el microondas…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s