VIOLENT LOVE

  • TítuloViolent Love Volúmenes 1-2.
  • Edición originalViolent Love #1-10 USA (Image Comics2016-17).
  • Edición nacional más recienteNorma Editorial (dos volúmenes, rústica, 2018).
  • Argumento y guiónFrank J. Barbiere.
  • Dibujo, entintado y colorVíctor Santos.
  • Género: Noir, romance, policíaco, gángsteres.

“Yo era un marshal de Texas. En mi época, vi muchas cosas demenciales

…pero ahí en ese funeral… el miedo me caló hasta los huesos.”

Violent Love es el título de este cómic, originalmente una serie limitada de diez episodios que Norma Editorial ha recopilado directamente en dos volúmenes, con la habitual cantidad y calidad de extras que incluyen bocetos, cubiertas alternativas e incluso un epílogo firmado por el guionista de la obra, Frank J. Barbiere.

Un autor del que no hemos podido disfrutar de la mayoría de sus trabajos de creación propia traducidos al castellano, pero confío en que estos tebeos consigan la repercusión que se merecen y alguna editorial se arriesgue con otros interesantes títulos salidos de su pluma como Five Ghosts, Broken World, The White Suits, The Precinct o The Revisionist.

Aquí nos presenta un noir moderno, publicitado como una historia real. Haciendo honor a su título, se trata de un relato de venganza con un trasfondo romántico y lleno de violencia. Con algunas escenas y personajes que parecen salidos directamente de Narcos, Hijos de la Anarquía o Clase Letal.

Si bien es cierto que en alguno de los diálogos peca de los típicos y tópicos del género, también lo es que, en sus mejores momentos, llega a ser digno de la escenografía propia de algún film escrito por Tarantino, al estilo de Amor a Quemarropa o Kill Bill. Además su principal virtud, es que va de menos a más, con un primer tomo en el que te da la impresión de saber cómo va acabar todo mucho antes de llegar al final y en cambio con el segundo, no sólo mejora, te sorprende gratamente.

Para ilustrar esta balada protagonizada por Daisy Jane y Rock Bradley, unos modernos Bonnie y Clyde, recurre a Víctor Santos. Con quien ya había trabajado en la miniserie Black Market, también inédita en el mercado español. El artista valenciano, todo un maestro de este tipo de relatos como puede comprobarse en Polar, es una elección lógica gracias a su particular estilo tan cinemático y el dominio de las sombras que posee.

A pesar de que puede resultar raro verlo coloreado y no en blanco y negro, como habría sido un recurso más obvio. Pero en este apartado también realiza un trabajo notable y logra darle una atmósfera a película policial de los años ’70. Este aspecto tan marcadamente cinematográfico y retro es pretendido y buscado por los autores y del que gran parte de mérito radica en el diseño de Dylan Todd.

En definitiva, me ha parecido una lectura dinámica y entretenida, de duración justa. Ni alargada en exceso, ni demasiado corta como para dejarse cosas en el tintero. Una historia de la que me sorprende que no hayan anunciado aún algún tipo de adaptación, ya sea para la pequeña o gran pantalla. Especialmente recomendada para los amantes del género negro y para los aficionados al arte de Santos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s