SIETE PARA LA ETERNIDAD

  • TítuloSiete para la Eternidad Volúmenes 1-2.
  • Edición originalSeven to Eternity #1-9 USA (Image Comics2016-17).
  • Edición nacional más recienteNorma Editorial (2 volúmenes, rústica, 2017-18).
  • Argumento y guiónRick Remender.
  • Dibujo y entintadoJerome Opeña (Seven to Eternity #1-6 y 9) y James Harren (Seven to Eternity #7-8).
  • ColorMatt Hollingsworth.
  • Género: Fantasía, ciencia-ficción, western.

“Él no podía ver bondad alguna en los demás porque no había ni un ápice de bondad en él.

Ocultaba sus mentiras tras verdades.

Pero eran verdades.”

Fantasía. Western. Ciencia-Ficción. ¿Qué podría salir mal? Eso es lo que le debió pasar por la cabeza al guionista Rick Remender cuando concebió la idea general para este cómic. Un mundo fantástico, Zhal, donde contar una de sus historias, en la que un pequeño grupo de rebeldes se enfrentan a un mal invencible, autoritario e implacable, a pesar de que su final se prevea más que desastroso. Una de vaqueros al estilo de Los Siete Magníficos o del film original que recreaba, Los Siete Samuráis.

El protagonista, Adam Osidis, es el prototipo de personaje principal masculino remenderiano. Valeroso pero atormentado por su pasado, tratando de hacer lo mejor para su familia pero a menudo consiguiendo lo contrario. Si no fuera por el corte de pelo hipster y unos poderes sobrenaturales podríamos estar hablando de Heath Hudson (Fear Agent) o Grant McKay (Ciencia Oscura). Mucho más interesantes resultan el reparto que le acompaña, destacando su hija mayor Katie o algunos de los compañeros de aventura como el Goblin, Caja-Espíritu o Jevalia, casi todos ellos monjes guerreros de diferentes razas dotados de dones sobrenaturales, los Jedi, quiero decir los Mosak. Pero quien se lleva la palma es el villano de este cuento, Garils Sulm, el Dios de los Susurros. Uno de los oponentes más carismáticos que he encontrado en un tebeo últimamente.

Para orquestrar todo el derroche de imaginación visual, el guionista californiano se vuelve a aliar con Jerome Opeña, con quien ya había trabajado en dos de sus más notables obras: la mencionada Fear Agent e Imposibles X-Force para Marvel. El artista filipino se muestra a su nivel habitual, entregando unas planchas formidables, que supuran buen hacer y denotan un disfrute máximo del dibujante a la hora de crear todo tipo de razas, personajes, paisajes y lugares exóticos que le ofrece el género del relato.

Hay que señalar también la labor de James Harren, que le suple en un par de episodios como artista invitado y quien pese a la diversidad estilística con su colega, encaja perfectamente en el contexto de la historia. Amén del color de un Matt Hollingsworth en estado de gracia, que aporta la atmósfera necesaria para trasladarnos a un lejano mundo de ciencia-ficción.

La edición de Norma, que prácticamente se ha convertido en la editorial exclusiva de las obras de Remender en castellano, es de la calidad habitual. Incluyendo abundante material extra como las portadas, bocetos y cubiertas alternativas.

En definitiva, un par de volúmenes que he disfrutado y me han entretenido lo suficiente para que quiera seguir las desventuras del clan Osidis y sus aliados en el intento de derrocar al Rey del Lodo. Esperando con ganas el próximo tomo, aunque también que no se prolongue en demasía y se vean así diluidas estas buenas sensaciones que me han dejado.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s