SHOCKROCKETS

  • TítuloShockRockets.
  • Edición originalShockRockets #1-6 USA (Gorilla / Image Comics2000 – IDW Publishing -recopilación-, 2010).
  • Edición nacional más recienteDolmen Editorial (3 prestigios, rústica, 2001).
  • Argumento y guiónKurt Busiek.
  • DibujoStuart Immonen.
  • Entintado: Wade Von Grawbadger.
  • ColorJeromy Cox.
  • Género: Ciencia-ficción, acción, aventuras, post-apocalíptico.

«Bienvenido a los ShockRockets, Cruz…

…el trabajo de verdad, y un entrenamiento acelerado, empiezan mañana.»

Acudí al Saló del Còmic de Barcelona de este año principalmente para pasar un buen rato con un par de amigos (y de paso conocer a mucha otra buena gente). Pero siempre es una buena oportunidad para visitar los stands de las tiendas de cómics, bucear entre sus cajones repletos de tebeos y hacer un poco de arqueólogo en busca de la edición perdida.

Entre los tesoros que encontré en esta ocasión figura la única edición en castellano de ShockRockets, a cargo de Dolmen Editorial. Es curioso que optasen por publicar tres volúmenes en formato prestigio, que recopilan los seis números de la edición original del efímero sello Gorilla Comics, que publicó sus obras a través de Image Comics. Si bien hay que indicar que incluso en los Estados Unidos no fue recopilada en un único tomo hasta pasada una década de su publicación, ya bajo IDW Publishing.

La editorial balear incluyó además buen material extra, como una introducción del guionista Kurt Busiek, bocetos y diseños del artista Stuart Immonen o un texto de presentación de la línea a cargo del editor Vicente García.

¿Y de qué trata esto? Pues no es la más original de las premisas, una Tierra en fase de reconstrucción tras un intento de invasión alienígena. La principal línea de defensa son los ShockRockets, unas naves creadas a partir de la tecnología del invasor. Y veremos cómo el joven y talentoso Alejandro Cruz acaba convirtiéndose en uno de sus pilotos contra todo pronóstico.

Una historia de manual y que, como el propio Busiek comenta en su texto de apertura busca la diversión de sus autores y contar una historia con batallas espaciales. Cita además a Robotech y Star Wars, siendo la primera una influencia innegable. Aunque yo le añadiría un poco Independence Day, Top Gun e incluso Godzilla a la mezcla.

En uno de los episodios más destacados, el tercero, muestran de pasada una de las consecuencias de la guerra, los campos de refugiados de los soldados enemigos de la raza Fermeki dejados atrás tras la derrota. Un argumento muy similar al que desarrollaría mucho más ampliamente varios años después, el cineasta Neill Blomkamp en su film District 9.

En el arte tenemos a Immonen, acompañado en las tintas como acostumbra por Wade Von Grawbadger. Aunque es notable la evolución que ha sufrido su estilo en estas casi dos décadas, el dúo ya apuntaba la calidad que les ha llevado a ser uno de los artistas estrellas del mercado norteamericano. Destaca en particular el diseño de naves espaciales, armamento y todo tipo de tecnología futura y alienígena, apartado donde el canadiense siempre ha demostrado un gran talento.

El color de Jeromy Cox está a la altura del apartado gráfico y consigue darle ese plus que necesitan las escenas de acción, resaltando todas las explosiones, disparos, rayos láser, estelas de ignición y efectos sonoros y especiales imaginables.

Una lectura entretenida y divertida para los amantes del género, pero poco más. De hecho, ni lo intenta ni lo pretende, por lo comentado por los propios creadores. Su principal defecto, sin embargo, es tener un final demasiado abierto. Sin duda, todos los implicados esperaban darle como mínimo una secuela que, a día de hoy, no ha llegado.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s