WILD WORKS de Warren Ellis

81dfuoglnyl

  • TítuloWild Works de Warren Ellis.
  • Edición originalMek #1-3, Reload #1-3, Tokyo Storm Warning #1-3 y Two-Step #1-3 USA (Homage Comics/Cliffhanger!/WildStorm, DC Comics, 2003-04).
  • Edición nacional más recienteNorma Editorial (volúmen único, cartoné, 2011).
  • Argumento y guiónWarren Ellis.
  • DibujoSteve Rolston (Mek #1-3), Paul Gulacy (Reload #1-3), James Raíz (Tokyo Storm Warning #1-3), Carlos D’Anda (Tokyo Storm Warning #3) y Amanda Conner (Two-Step #1-3).
  • Entintado: Al Gordon (Mek #1-3), Jimmy Palmiotti (Reload #1-3 y Two-Step #1-3), Andrew Currie (Tokyo Storm Warning #1-3) y Trevor Scott (Tokyo Storm Warning #2-3).
  • ColorDavid Baron (Mek #1-3), Guy Major (Reload #1-3), WildStorm FX (Tokyo Storm Warning #1-3) y Paul Monts (Two-Step #1-3).
  • Género: Ciencia-ficción, noir, thriller, espionaje, acción, kaiju, comedia.

«Era un idiota. Y un estorbo. Tuve que abandonarle, y nunca quise volver.

Pero fue la única persona del mundo que me quiso por mis ideas.»

No hace mucho, en otra reseña, usé la edición musical para comparar un volumen antológico con un álbum de rarezas. Si tuviera que usar el mismo recurso para definir este tomo descatalogado, y recientemente adquirido por mi parte, me referiría a él como una caja de singles.

Pues se trata de un recopilatorio que reúne cuatro miniseries de tres números cada una, concebidas por Warren Ellis (el escritor, no el músico, por favor no vayan a confundirse con mis metáforas musicales…) durante su estancia en el sello WildStorm de DC Comics y que vieron la luz en sus líneas de creación propia: Homage Comics (las dos primeras) y Cliffhanger! (las dos últimas).

A continuación paso a desgranar, una por una, las cuatro partes bien diferenciadas que componen el presente volumen:

  • Mek: Un relato noir teñido de ciencia-ficción, donde la protagonista Sarissa Leon, activista del movimiento «mek» (que defiende el uso de los implantes cibernéticos), regresa a Sky Road, el ficticio barrio donde ayudó a nacer la corriente, para averiguar más sobre el reciente asesinato de su pareja de aquel entonces. A nivel de guión es una de las más interesantes y mejor atadas de las historias, aunque a nivel gráfico se ve perjudicada por el estilo cartoon de Steve Rolston, pese al correcto entintado de Al Gordon y color de David Baron, que le resta algo de seriedad al tono oscuro de la serie limitada. En su favor debo admitir que, por contra, en su día debió parecer más acertado vista la temática futurista – que el guionista inglés desarrollaría más extensamente en obras como Transmetropolitan o Doktor Sleepless – al conseguir un aspecto visual que recuerda bastante a un webcómic.
  • Reload: Una intrigante historia de espionaje y conspiración política, ambientada en un futuro cercano, que parte con el asesinato del Presidente de los Estados Unidos y que, lamentable y rápidamente, se va diluyendo en un film de acción más. Para disfrute del veterano Paul Gulacy, eso sí. Entintado por Jimmy Palmiotti y con el acertado color de Guy Major, demuestra que el que tuvo, retuvo y retrata un festival de tiros, explosiones y sangre a borbotones.
  • Tokyo Storm Warning: Mi favorita en su momento de las tres primeras narraciones. Un relato fantástico que combina el género kaiju y la distopía y que toma el título de una canción de Elvis Costello. Hay quien la considera un homenaje (los más haters usarían el término plagio…) occidental al anime japonés Neon Genesis Evangelion. Con mi escaso conocimiento otaku no me proninciaré al respecto. Sí puedo decir que me recordó, y mucho, a la película Pacific Rim del director mexicano Guillermo Del Toro – ¿quizás fue este cómic su inspiración o también se remite al anime antes citado? -, aunque con un mejor final. Mientras que el apartado artístico encabezado con el dibujante James Raíz (apoyado por Carlos D’Anda en el episodio final), los entintadores Andrew Currie y Trevor Scott y el estudio WildStorm FX al color, es un claro ejemplo del estilo gráfico que dominaba el sello en aquella época.
  • Two-Step: Por último, un divertido corto de acción y comedia romántica en una London futurista y llena de clichés culturales, en la que el guionista de Essex emula el gamberrismo más exacerbado de su colega Garth Ennis. Sin embargo, el inconfundible trazo de Amanda Conner, entintada por su marido Jimmy Palmiotti, resulta más que acertado para la historia, al igual que los vivos colores de la paleta de Paul Monts, y en conjunto hacen de esta miniserie la más destacada a nivel gráfico.

En definitiva, estamos ante una pieza de arqueología que, en el caso de encontrarla en un mercado de segunda mano, recomendaría a los coleccionistas más completistas de la obra de Ellis. Aquí podrán encontrar un buen puñado de interesantes ideas – aunque lógicamente limitadas en su desarrollo a causa de su extensión – en uno de los periodos más productivos del escriba británico. Acompañado además de artistas de estilos muy variados. De no figurar entre ese grupo, siempre se puede esperar a que la actual licenciataria de DC en España considere oportuna su reedición.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s